El turismo comunitario nacional se reúne en San Pedro de Atacama

Emprendedores de turismo comunitario provenientes desde la localidad de Codpa, en el extremo norte del país, hasta Chiloé por el sur, junto a representantes de comunidades de Cusco, Perú, y guaraníes, de Argentina, iniciaron en San Pedro de Atacama su segundo encuentro nacional, con el objetivo de fortalecer redes de trabajo, aprendizaje y comercialización entre sí y con tour operadores, organismos de apoyo, académicos y profesionales del sector.

A la inauguración de la actividad asistió el subsecretario de Desarrollo Regional, Miguel Flores; el intendente regional de Antofagasta, Pablo Toloza; el gobernador de El Loa, Luis Garrido; la alcaldesa de San Pedro de Atacama, Sandra Berna; el director regional subrogante de Indap, Jaime Mora, junto a los dirigentes de las entidades organizadoras: Mercedes Paniagua, presidenta de la Ecored Lickan Antay, y Sebastián Gatica, director de Travolution, la red global de turismo comunitario.

El subsecretario Flores resaltó que el turismo comunitario crea un círculo virtuoso que une el creciente interés de los viajeros por conocer culturas y modos de vida tradicionales con la relevancia que adquiere, al mismo tiempo, la preservación de esas culturas. “Con el turismo comunitario ganan las comunidades, porque se protegen sus culturas y se genera desarrollo local, y los turistas”, expresó.

El intendente Pablo Toloza destacó cómo el turismo local se ha ido relacionando con las comunidades, brindando experiencias únicas, como la guía que puede entregar una persona originaria de la localidad. En el mismo sentido, el director regional de Indap subrayó la preponderancia y el potencial que tiene el turismo rural en la Región de Antofagasta, ámbito en el cual la institución viene trabajando desde hace varios años, expresó. A su turno, la alcaldesa de San Pedro de Atacama abogó por un turismo respetuoso tanto del entorno como de las personas.

Sebastián Gatica, director de Travolution, afirmó que “el turismo comunitario constituye una gran alternativa para atraer a las generaciones jóvenes a buscar oportunidades de trabajo, aprendizaje y crecimiento en sus propios territorios. Y a su vez, puede permitir que el desarrollo ocurra en la ruralidad, siendo esta la que justamente le agrega valor al turismo y lo hace único en cada comunidad”.

Por su parte, la presidenta de laEcored Lickan Antay, Mercedes Paniagua, manifestó que, no obstante el reconocimiento que ha logrado San Pedro de Atacama como destino turístico, las inversiones mayoritariamente corresponden a empresas externas, la agricultura -“parte fundamental para poder  mostrar al turista la verdadera esencia de lo que somos y queremos seguir siendo”- enfrenta vicisitudes y “nuestra  lengua, nuestra riqueza cultural y el potencial de nuestra gente está en riesgo”. Destacó que el encuentro “permitirá entregarnos a un camino de nuevas perspectivas económicas por medio de la integración con otros puntos de similares potenciales en turismo y agricultura”.

Sostenibilidad, patrimonio y certificación

En su primera jornada el encuentro abordó la sostenibilidad ambiental, con la ponencia de Eugenio Yunis, vicepresidente ejecutivo de la Federación de Empresas de Turismo (Fedetur); la certificación de calidad, presentada por Cristina Cortés, encargada de calidad de los servicios turísticos de Sernatur Antofagasta, y Dagoberto Peña, académico de Ecoturismo de la Universidad Andrés Bello, y la gestión patrimonial, con la exposición de Pilar Vicuña, encargada macrozonal de Patrimonio Cultural del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Cada intervención dio pie al análisis entre los asistentes en mesas de trabajo.

 La interesante experiencia de la comunidad mbyá guaraní Tekoá Yryapú junto al Proyecto MATE (Modelo de Autogestión para Turismo y Empleo), de Argentina, también se hizo presente en el encuentro. Esto, a través de las presentaciones de Raúl Correa, coordinador mbya de Turismo Guaraní, empresa indígena de base comunitaria en formación, quien compartió la experiencia de autogestión turística que está desarrollando su comunidad, y Claudio Salvador, coordinador del proyecto MATE, orientado al desarrollo de la capacidad laboral potencial de las comunidades indígenas cercanas a las cataratas del Iguazú.

El Segundo Encuentro Nacional de Turismo Comunitario cuenta con el apoyo de la Municipalidad de San Pedro de Atacama, el Ministerio de Desarrollo Social, Indap y Minera Gaby, y el patrocinio de Sernatur.