Pajarete del Huasco se luce en encuentro de turismo comunitario

Muy satisfecho con los resultados de su participación en el Segundo Encuentro Nacional de Turismo Comunitario, realizado en San Pedro de Atacama, se mostró Guillermo Iriarte, representante de la Asociación de Productores de Pajarete del Valle del Huasco.

Junto a su señora Herminia Fajardo llevaron el producto hasta la Región de Antofagasta, con la finalidad de promoverlo y darlo a conocer. “La gente encontró que el vino es excelente; tuvimos muy buenas ventas, incluido a un restaurante de San Pedro de Atacama, que recibe a muchos turistas extranjeros”, dice Iriarte.

El Segundo Encuentro Nacional de Turismo Comunitario, organizado por Travolution y la Ecored Lickan Antay, reunió a emprendedores de todo el país, con el propósito de fortalecer relaciones de trabajo, aprendizaje y comercialización. La actividad, que incluyó una feria promocional, permitió avanzar en la conformación de una red nacional de emprendimientos de este tipo, a modo de plataforma común desde la cual salir al mundo.

La idea de una red nacional entusiasma a Guillermo Iriarte, conocedor de las ventajas de la asociatividad. En efecto, desde 2008 viene trabajando junto a otros diez productores del valle del Huasco en el rescate del pajarete, licor de antigua tradición, mejorando su condición enológica, sin que pierda su condición de vino artesanal. Mientras su señora administra un camping en el sector de La Majada, en Alto del Carmen, él produce el vino y ofrece a los visitantes un recorrido por las bodegas, que han estado en manos de su familia desde 1920.

Cuenta Iriarte que la Asociación de Productores de Pajarete del Valle del Huasco, de la cual es tesorero, tiene como objetivo inmediato elevar la producción desde 20 mil litros a unos 40 mil y exportar. Para ello, están dedicados a uniformar la calidad del vino, en sus variedades blanca y tinta, para abordar el mercado con una marca común, “Vendimia”, que reúna las distintas producciones.